Por su profundo amor a la literatura, Slice
la revista bimestral de literatura basada en Brooklyn, Nueva York, no
parece estar tan contenta con el surgimiento cada vez mayor de los
lectores de libros electrónicos como el Kindle y el iPad, por eso reportan por Twitter a través de la cuenta CoverSpy,
cuando se topan en medio de la urbe con el portador de una edición
impresa. Además de lo divertido que puede ser espiar a la gente, esta
publicación ofrece un par de buenas excusas.

The Stranger, Albert Camus (F, 20s, short blond hair, jeans, bundled up, B train) http://bit.ly/bpDmQF #coverspy about 4 hours ago from twitterfeed

Slice imprime dos veces al año una serie de textos, cuentos,
artículos, entrevistas y poemas relacionados por un mismo tema y
escritos por autores tanto reconocidos como emergentes. CoverSpy es una
reacción que pretende ilustrar el valor de las ediciones tradicionales:
de papel, tangibles y de coloridas portadas que cualquier persona a
nuestro alrededor puede ver. En dicha cuenta se publica, dentro del
límite de 140 caracteres señalado por Twitter, lo que el staff de la
revista descubre que los ciudadanos están leyendo al espiarlos en sus
viajes por el metro, o en el parque, cafeterías y otros puntos de
reunión de la Gran Manzana. Dentro del post incluyen el título del
libro, el autor y dentro de un paréntesis el sexo del lector espiado,
su edad aproximada y algún rasgo importante sobre su apariencia. A su
vez añaden un link donde se puede apreciar la portada de la edición
descubierta. Por el momento 12 personas tuitean de manera anónima a
través de la cuenta de CoverSpy. El movimiento no se ha trasladado a
otras ciudades, pero cualquier tuitero puede contribuir a la causa
desde su localidad con tan sólo añadir el hashtag #coverspy a su post.

Amy Sly, Directora de Arte en la revista, argumenta sobre el brote,
para ellos lamentable, de tantos lectores de e-books: “Siempre ha sido
divertido saber qué es lo que la gente está leyendo a tu alrededor, -lo
cual es particularmente interesante porque no siempre están leyendo los
libros más populares. Todos alguna vez iniciamos una conversación con
un extraño gracias a los libros que llevábamos.”

Es cierto que aquel intercambio será más difícil al llenarse las
manos de los ciudadanos con Kindles, dispositivo cuya parte trasera es
una homogeneizada tapa plástica. También es cierto que hay un especie
de contradicción al usar un medio electrónico para expresar su
melancolía por la versión impresa. Con todos los beneficios que ofrecen
los lectores electrónicos, entre ellos la reducción en el uso de papel,
es probable que CoverSpy cada vez tenga menos que tuitear. Sin duda su
labor y beneficios son meramente romántico pero vale la pena
señalarlos: cada tweet es una historia diferente, a partir de un título
y una breve descripción podemos imaginar a un personaje con su manera
de ser. En términos más prácticos, también podemos intuir si el libro
nos interesa utilizando la información de su portador a manera de
reseña.

Fuente: CNET News

Anuncios