win7-genuine1

Microsoft dijo este jueves que está planeando actualizar Windows 7 para cerrar una serie de agujeros y luchar contra los trucos empleados para batir su sistema antipiratería. La actualización de la tecnología de activación para Windows 7 será lanzada a mediados de este mes, con la idea de cerrar más de 70 hackeos de activación, de acuerdo a Joe Williams, gerente general de la unidad de Windows genuino, y responsable de las medidas contra el pirateo del sistema. La actualización checará periódicamente con un servidor para ver si nuevos hackeos son detectados, aunque Williams aclaró que no se enviará información personal identificable del usuario al servidor.

En una entrevista, Williams advirtió sobre los peligros de usar una copia no genuina de Windows 7, citando un estudio alemán en donde se observó que varias centenas de Windows 7 habían sido subidas a los sitios P2P y se halló que casi una tercera parte tenía algún tipo de “malware“. “Hemos visto código malicioso, de todo, desde cosas muy simplonas hasta la grabación de lo que se escribe en el teclado“, indicó Williams y agregó “hay un buen número de cosas que pueden poner en riesgo a nuestros clientes y a sus datos“. La actualización estará disponible para descargar manualmente desde el 16 de febrero y en el sitio Web de descargas de Microsoft el día siguiente. Más tarde en este mismo mes, la actualización será ofrecida a través de una actualización “importante” de Windows pero no obligatoria.

Williams dijo que la nueva actualización se mantendrá opcional y que aquellos que elijan no instalarla podrán obtener otras actualizaciones de Windows, una postura que marca un contraste interesante considerando la línea dura que Microsoft había tomado antes contra la piratería. Con la salida de Vista, Microsoft actuó de manera muy agresiva contra las versiones no genuinas del sistema operativo poniéndolas en un modo de muy reducida funcionalidad. En ese modo, el usuario sólo podía acceder a Internet durante una hora. Sin embargo, Williams indicó que  Microsoft ha escuchado a sus clientes y que las medidas habían sido calificadas como draconianas, por lo que han decidido un enfoque diferente.

Para la primera actualización de Vista, Microsoft relajó considerablemente las cosas, eligiendo notificar a los usuarios que su versión no era genuina. con la llegada del Vista Service Pack 1, los usuarios vieron cambiar a negro el fondo de la pantalla en donde aparecía un mensaje que indicaba que la versión no era genuina y además, salía una caja de diálogo que incitaba a hacerse de una versión original o, 15 segundos después, otra opción que indicaba la activación para más tarde. Con Windows 7, Microsoft ha hecho las cosas incluso más fáciles, permitiendo a los usuarios tratar con el problema más tarde.

Williams declinó decir si Microsoft cerraría alguno de los hacks de activación con el primer service pack de Windows 7, notando que la compañía no ha confirmado aún ningún plan de actualización en ese sentido. Microsoft, por ejemplo, cerró un número de agujeros de activación en Vista con el service pack pero ahora se intenta enfocarse en informar a los clientes que tienen una máquina con software no genuino.

Somos realistas“, dijo Williams, “las personas que han activado de forma pirata  su sistema buscarán de encontrar otros modos de seguir actuando así“.