La semana pasada aparte de las noticias e histeria de privacidad  sobre BUZZ, su entrada a la Fibra Óptica, Google dio de que hablar al dar de baja varios blogs de música, por infringir derechos de autor, a pesar de que dichos blogs tenían autorización de las disqueras de publicar los tracks como promoción (y en varios casos las ligas estaban rotas ya que los archivos habían sido retirados hace mucho).

Ahora bien, como menciona Wired, la culpa en sí no es de Google, la compañía simplemente sigue el procedimiento al que esta sujeto por  la Digital Millennium Copyright Act. El problema en todo el mundo es que en sí los promotores de las disqueras o las disqueras para el caso ,y sus representantes legales no están en sincronía, vaya no tienen idea de las actividades del otro, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI por sus siglas en ingles) es la que se encarga de monitorear que los archivos subidos a Internet sean legítimos.

Esta actividad es realizada por un ‘bot’ (programa automatizado) el cual crea una lista de los sitios que al parecer de su programación, infringen derechos de autor, la IFPI reenvía esta lista a Google y Google la acata sin cuestionar.  Los blogs afectados, Pop Tarts Suck Toasted (que resurgió con su propio dominio), Masala (online otra vez), I Rock Cleveland, To Die By Your Side, It’s a Rap, Ryan’s Smashing Life, y Living Ears.

Todos estos blogs recibieron notificaciones de Google sobre estar infringiendo derechos de autor incluso los correos enviados contenían las direcciones de los archivos en cuestión. El asunto es que aún teniendo autorización de la disquera, los dueños de los blogs debían de estar pendientes de que con todo y autorización están sujetos a recibir este tipo de notificaciones y enviar a Google una queja formal indicando que poseen los derechos de publicar dichos tracks, en general no muy práctico, tedioso y burocrático.

Estos sitios, son o eran blogs de noticias y reseñas de música, no blogs que se dedican a meramente publicar ligas para descargar discos completos y/o hospedarlos, que no dudo que tengan uno que otro desliz y pongan tracks sin previa autorización de la disquera.

Pueden leer mas del drama en Wired y Guardian

Anuncios