google_

Este es uno de esos casos en los que uno aplica el ‘¿me lo puede repetir por favor?’

En 2006 alumnos de una escuela de Turín en Italia, decidieron documentar su acto de agresión contra un compañero autista y por que no, subirlo a YouTube. Después de ser notificados por las autoridades locales, Google eliminó el video del sitio y ayudó a la policía a dar con la identidad de la persona que subió el video, el cual fue sentenciado a 10 meses de servicio comunitario.

El asunto no terminó ahí, como uno podría imaginarse,  y cuatro ejecutivos de Google en Italia fueron presentados con cargos por permitir que dicho video fuera subido al sitio. Los delitos en cuestión, de los que fueron acusados estos ejecutivos, son difamación criminal y  fallar en cumplir con el código de privacidad italiano.

El día de ayer, Google publicó en su blog oficial, que tres de los cuatro ejecutivos han sido sentenciados. Los cuatro fueron absueltos del delito de difamación criminal pero los cargos por violar el código de privacidad se mantuvieron.  El código básicamente indica que las plataformas de hospedaje de contenido son criminalmente responsables por el contenido que suban los usuarios.

Google apelará esta decisión ya que los empleados en ningún momento tuvieron que ver con las personas que grabaron y subieron el video, mencionando además, que esta sentencia atenta contra los principios de libertad en los que esta construido Internet.

Este es el gran problema de que los poderes legislativos de los países no comprendan del todo el funcionamiento de las redes sociales ni de la nueva realidad que las acompaña.

Fuente Google Blog

Anuncios