Richard Garriot, más conocido como “Lord British“, creador
de la serie de videojuegos Ultima, compró los
carritos soviéticos (Luna 21 y Lunokhod 2), que
alunizaron hace algunos años en el satélite natural de la Tierra, por
unos 68,000 dólares en la subasta que organizó Sotheby (en 1993). Ahora
este personaje dice que busca determinar si el ser propietario de esas
naves lo convierte también en propietario de la Luna.

La semana pasada, el Lunar Reconnaissance Orbiter,
de la NASA, encontró el Lunokhod 2, estacionado claramente en la
superficie. Se pensaba que el artefacto había chocado en una pared lunar
y por ende, cubierto por polvo del satélite. Garriot ahora indica que
tiene una fotografía de su propiedad en la Luna. “Pienso que puedo
hacer un reclamo legítimo del territorio, al menos alrededor del carrito
y potencialmente, a lo largo de la trayectoria por donde viajó… Lo cual
me da derechos de propiedad en la Luna
“, dijo el personaje en
cuestión.

Garriot es el hijo del astronauta Owen Garriot. No es nuevo en el
mundo del espacio exterior. Pagó unos 35 millones para ir a la estación
espacial internacional en octubre del 2008. Piensa que hará un viaje a
la superficie de la Luna en el futuro considerando que una carrera
espacial privada sería la manera más rápida para que los seres humanos
regresaran al satélite natural.

Por otra parte, Garriot cree que existe un marco legal internacional
que podría soportar sus dichos sobre su supuesta propiedad de al menos
un terreno en la Luna. El hecho de que el carrito soviético sea ahora de
su propiedad le garantiza, dice él, ciertos derechos de propiedad en el
satélite natural de la Tierra.

Lord British dice que está en la mejor disposición de permitir a los
futuros astronautas que viajen a la Luna, a que alunicen en su terreno
por una cuota similar a la que se paga en los estacionamientos. Por
supuesto, si alguien reclama que ese pedazo de la Luna ya estab tomado
por alguien más, podría intentar cobrarle los gastos que supone haber
dejado su basura en propiedad privada.

Se sabe que los EEUU no pueden reclamar ningún territorio en la Luna,
bajo el Tratado del Espacio Exterior, el cual prohíbe claramente a
cualquiera de los gobiernos firmantes reclamar la propiedad de la Luna.
La ex Unión Soviética también firmó ese tratado.

Sin duda el creador de video juegos es un lunático, literalmente.

Fuente: TechEye

Anuncios