avionnasaUn equipo conformado por la NASA y Boeing se encuentra desarrollando un avión denominado X-48B que podría convertirse en el avión para aerolíneas del futuro. Su diseño permitiría llevar cientos de pasajeros en la sección central mientras que la nave consumiría menos combustible que los demás aviones de similar capacidad. El x-48B ha completado la primera fase de sus vuelos de prueba.

En cuanto al diseño, su característica principal es la fusión entre el cuerpo del avión y sus alas, así como la falta de cola. El prototipo con el que se hicieron las pruebas tan sólo tiene una envergadura de alas de 6.4 metros, pero a pesar de que no era el prototipo del tamaño completo se pudo comprobar desde el Dryden Flight Research Center de la NASA, que el avión puede ser volado de manera completamente segura y aterrizado bajo diferentes circunstancias.

Los vuelos de prueba de esta aeronave presentan los mismos retos que los de cualquier otro avión, sin embargo las complicaciones para pilotear el X-48B están relacionadas con el manejo de baja velocidad, principalmente durante el momento de aterrizaje.

El X-48B es parte del proyecto conocido como ERA (Environmentally Responsible Aviation Project), bajo el cual la NASA pretende desarollar aviones más eficientes en cuanto al consumo de combustible y a su vez más silenciosos. Después de haber completado la primera fase de pruebas se incorporará una nueva computadora a la aeronave para proceder con la siguiente etapa.

A su vez el mismo equipo se encuentra preparando un prototipo del X-48C para sus primeras pruebas de vuelo, este modelo está contemplado para reducir el ruido de aterrizaje en los aeropuertos y así mantener a la gente que vive cerca de ellos, un poco más contenta.

Fuente: Wired

Anuncios