rbs1_00

De acuerdo a un estudio del Dr. Dominic Micklewright, de la Universidad de Essex, los jugadores de video juegos elite (donde califican sin duda Densho y Monch), tienen mucho en común con los atletas de alto nivel, pero sin sorprenderse de que no sea su capacidad física.

El Dr. Micklewright estudio a los “gamers” profesionales, midiendo sus habilidades psicológicas y sus niveles de aptitud física comparándolos con los de los atletas de alto rendimiento, para un documental de radio de la BBC. “Los que juegan  comparten muchas características con el deporte, en el sentido de que son extremadamente competitivos, lo que implica un alto grado de habilidad el cual está gobernado por reglas muy estrictas“, dijo el académico y agregó “su habilidad para regular la ansiedad fue algo muy similar“.

Cuando se me preguntó sobre el hacer el estudio, mi reacción inicial fue ‘no sea ridículo, el jugar no es nada parecido al hacer deporte’“. El Dr. Mickleywright dijo que los tiempos de reacción de los “gamers” era tan fina como los pilotos de combate. “Sus tiempos de reacción fueron muy, muy rápidos. Su tiempo de reacción visual es muy bueno“.

No sorprende, sin embargo, que los jugadores profesionales de video juegos no calificaran muy bien en las pruebas de aptitud física. “El único elemento que no me sorprendió es que los que juegan no calificaron muy bien en la parte física pues no tienen ese elemento involucrado“. Aún así, el Dr. Mickleywright notó que no todos los deportes son altamente demandantes como correr un maratón, comparando a los “gamers” con deportes más pedrestres como un jugador de billar. “Cuando se me pidió por primera vez [el estudio] mi reacción inicial fue la de que es ridículo comparar los videojuegos con el deporte, pero mientras más pensaba sobre esto, hallaba más similitudes y me daba cuenta y me convencía que estaba ante un evento que se acercaba de muchas maneras al deporte“.

Y aunque no es de sorprenderse de que los jugadores profesionales de videojuegos sean menos aptos físicamente que sus contrapartes del deporte, sus problemas de salud fueron mucho peor de lo esperado “uno de los muchachos [con algo así como 20 años] tiene un nivel de aptitud física aeróbica que es comparable con -tal vez- un hombre de 60 años, sedentario, con una vida poco saludable, tal vez fumador o bebedor. Esto fue algo sorprendente“, indicó el académico de Essex.

No obstante, los profesionales de los videojuegos pasan muchas más horas enfrente de sus respectivas pantallas de video que los jugadores promedios, algo así como 10 horas al día. “Esto podría ser la causa de tan malos resultados en la parte de aptitud física“, indicó Micklewright.

Añadió que intentando un poco de ejercicio podría mejorar el desempeño en el jugar, notando que el jugador tope de los Estados Unidos, Jonathan Wendel lleva un régimen estricto de ejercicio físico. “Él hace todas las cosas que hacen los atletas de elite, por el cual él está muy bien entrenado“.

Fuente:  PCPro

Anuncios