rubiks-cubeEl número de movimientos necesarios para resolver un cubo de Rubik con una configuración arbitraria es de 22 movimientos o menos“, de acuerdo a una actualización de la página de Tomas Rokicki. En marzo se reportó que Rokicki había desarrollado una estrategia muy eficiente en lo que se refiere a la posibilidad de resolver el cubo, lo cual le llevó a probar que bastan 25 movimientos para resolver cualquier cubo de Rubik (resolvible, es decir, un cubo normal, no con trucos).

Desde entonces, Rokicki actualizó su máquina de 8 Gbytes y con un procesador Q6600, a las supercomputadoras de Sony Pictures Imageworks (cuyos últimos resultados se produjeron en los tiempos muertos entre producciones). Combinados con trabajos anteriores de Rockicki, este nuevo resultado implica que para cualquier configuración arbitraria existe una solución en 21, 22 o 23 movimientos. Esto último está de acuerdo al menos de manera informal, con los argumentos de la teoría de grupos, en donde se sugiere que el número necesario y suficiente de movimientos debe ser menor que 20. De los productores de Spiderman 3 y de Surf’s Up, les decimos que estamos a dos pasos del ¡algoritmo de Dios!

A todo esto, el algoritmo de Dios es una noción originada en las discusiones sobre las formas de resolver un cubo de Rubik, pero las cuales pueden ser aplicadas a otros pasatiempos de combinación o juegos matemáticos. Se refiere pues a cualquier algoritmo que produzca una solución que tenga la mínima cantidad de movimientos. La idea surge del hecho de que un ser omnipotente podría saber los pasos óptimos a seguir dada cualquier configuración.

Pero aterricemos todo esto y veamos cómo alguien resuelve el cubo de Rubik “con los ojos cerrados”. ¡Sorprendente!

Anuncios