amazon-books

Una de las más antiguas costumbres entre los amantes de los libros y las bibliotecas, es el prestar los títulos favoritos a los amigos y en general, a otros usuarios. Pero con la era electrónica ya incrustada en nuestra sociedad, al menos un lector de libros electrónicos, el Kindle, hará algo de esta naturaleza. Amazon ha anunciado que planea permitir a los usuarios del lector Kindle que “presten” sus libros electrónicos a otros usuarios de Kindle, basados en los criterios de los diferentes editores de contenidos.

Con esta nueva característica, la cual será añadida a los lectores Kindle y al software “podrá el usuario prestar sus libros en formato Kindle a otros dispositivos Kindle o usuarios de aplicaciones Kindle“, se dice en un artículo de un blog, del viernes pasado, atribuído al equipo del Amazon de Kindle (”Amazon Kindle Team“).

Y aunque en teoría la copia de un libro electrónico es algo que puede hacerse fácilmente, tal facilidad para compartir podría devastar las utilidades de la industria editorial. Así entonces, los editores y creadores de contenidos usan el DRM (digital right management), para limitar las copias de materiales con derecho de autor, con grados variables de éxito.

La nueva característica del Kindle mantiene los DRM, pero reconoce la necesidad humana de compartir los libros que ha disfrutado y/o que considera importantes. No es sorprendente que Amazon haya puesto ya algunas reglas para este esquema de préstamos: Un libro puede ser prestado por 14 días. Un libro sólo puede prestarse una vez y como en el caso de los libros reales, quien presta un libro no puede leerlo mientras lo ha prestado. También, no todos los libros pueden ser prestados. Depende de las diferentes casas editoriales permitir este esquema o no.

Aunque no se menciona en el blog, esta nueva característica podría ponerse en las bibliotecas públicas como uno de los métodos de operación de la era digital. Esto permitiría prestar copias más fácilmente, y se mantendrían las apropiadas restricciones de uso.

La compañía no ha anunciado cuando estará disponible este esquema, o si los poseedores actuales del Kindle tendrán acceso al mismo o podrán actualizar sus sistemas para incluir esta característica.

Amazon también ha anunciado que los usuarios pueden leer sus copias de periódicos y revistas en formato Kindle a través de su cuenta web Kindle o bien en las aplicaciones Kindle para el iPad y otros dispositivos. “Así, es posible leer los periódicos incluso si usted no tiene el Kindle a la mano o poseé un Kindle“, indica el artículo del blog.  Esta posibilidad ya está disponible actualmente.

El modelo de Amazon de venta de libros electrónicos es no muy parecida al modelo del iTunes de Apple, en su servicio de música, en donde los usuarios pueden comprar un artículo (por ejemplo un audiolibro), en donde el servicio mantiene una lista de los artículos comprados y permiten a los usuarios descargarlos múltiples veces. Los usuarios de Kindle se han quejado, sin embargo, que los artículos comprados sólo pueden ser descargados un número limitado de veces.