plaympeLa nota irreverente del viernes se trata de un absurdo que ha afectado a la industria musical. La filtración de álbumes en la red, incluso meses antes de su lanzamiento oficial, es sin duda un contratiempo para las disqueras. ¿Para qué querría alguien gastar en un disco cuyos tracks ya tiene en archivos no comprimidos? Tal es el caso del nuevo disco de The Black Keys, Macy Gray, Hole y The Gaslight Anthem. De acuerdo al sitio AbsolutePunk, alguien logró accesar a archivos a través del servicio Play MPE abriendo una cuenta bajo la cual pretendía ser un crítico de música austaliano.

Aparentemente un adolescente abrió una cuenta -pretendiendo ser un crítico de música,- en el servicio para compartir archivos musicales utilizado por diferentes instituciones de la indutria (disqueras, estaciones de radio, etcétera). Después encontró la manera de interferir con los URL’s cambiando una serie de números, estrategia mediante la cual pudo obtener tracks de los artistas citados en el párrafo anterior. Supuestamente el chico descargó los archivos en WAV y los publicó en What.cd, un tracker privado de BitTorrent.

Play MPE lo ha identificado, aunque no de manera pública, y ha cancelado su cuenta así como ha señalado que tiene la inteción de proceder con el conflicto de manera legal. A final de cuentas, el daño ya está hecho, pero los álbumes filtrados son cosa de todos los días. En realidad lo destacable no es la destreza del adolescente, si no que en caso de ser cierto todo lo explicado, implicaría que dicho servicio cuenta con serios hoyos de seguridad.

AbsolutePunk señala que de contar con los archivos digitales, podría no hacerle daño al artista y comprar su disco cuando salga, o siendo una compra más inteligente: adquieran el vinil.