Tener una tienda llena de aplicaciones es una gran ventaja para los propietarios de móviles con Android OS, pero el que esos usuarios compren escasas apps premium es algo muy malo para los desarrolladores de ese software, más aún cuando tienen lleno el Market de ese tipo de programas.

Esto último, por supuesto, es también muy malo para Google, quien comenzará a hacer algunos cambios para apaciguar a los desarrolladores, de los cuales, el gerente de la plataforma Android, Eric Chu, dio algunos indicios en la conferencia Inside Social Apps hace un par de días.

Después de haber desaparecido el periodo de prueba de 24 horas (en el que podías obtener tu dinero de vuelta si la app no fue de tu agrado), Google está trabajando en un sistema de pago que permitirá la venta directa de add-ons y otras cosas que harán que no vuelvas a comprar un programa con todas las características, sino que las puedas adquirir por separado.

Finalmente, un equipo de gente está atareado en excluir aplicaciones que violan los términos de servicio de la compañía, analizando toda la tienda para hallar descargas engañosas.

¿Será que también estén en búsqueda de las apps gratuitas que proveen casi las mismas funciones que el software premium? Al parecer, ese tipo de programas son la mayor amenaza para los que sí tienen costo, pero seguramente son también parte del gran éxito del Android Market.

Anuncios