Así es. A tan sólo un día de haber salido a la venta en Japón, 3DS fue hackeado. Esto es mucho más rápido de lo que tomó el primer hack a Kinect: 4 días después del lanzamiento.

El hack consistió en hacer que la novedosa consola portátil de Nintendo leyera tarjetas R4 que tienen copias no autorizadas de juegos para Nintendo DS. Puede no ser el hack más excitante, pero al haberse hecho a tan sólo unas horas de la aparición de 3DS, es digno de mencionarse.

Por otro lado, miembros de la página TechOn! se dieron a la tarea de desbaratar un ejemplar de 3DS para llegar hasta sus entrañas.

En la revisión se trata de descifrar qué tecnología se emplea en la pantalla de la consola para permitir que las imágenes se vean en tercera dimensión sin la necesidad de lentes especiales.

Si bien no se confirmó, aparentemente el display de 3DS usa una “parallax barrier” que es un dispositivo que se coloca frente a una pantalla para dar el sentido de profundidad en lo que se está reproduciendo y que bloquea parcialmente la luz para mostrar diferentes imágenes para el ojo izquierdo y derecho.

En el siguiente link puedes encontrar los resultados de toda la revisión realizada. Sólo está disponible en inglés.

También les dejamos aquí el video del hack. Ahora sólo falta esperar a que Nintendo traiga al mercado occidental su maravilla estereoscópica para ver qué otros usos “no oficiales” se le descubren a 3DS.