Blockbuster, la empresa de renta de películas que alguna vez vio un gran éxito en Estados Unidos para después irse a bancarrota durante 2010, acaba de ser “cedido” a Dish Network, empresa que ganó la subasta por el gigante del alquiler de DVD´s.

La oferta de Dish en la subasta de bancarrota para poseer Blockbuster fue de $320 millones de dólares, mismos que después de que “ciertos ajustes” sean hechos se reducirán a $228 millones que la empresa del plato rojo pagará en efectivo.

Lo que no se sabe por ahora es qué hará Dish Network con las 1,700 tiendas e innumerables copias de muchos filmes que Blockbuster poseía.

El vicepresidente ejecutivo Tom Cullen dijo en el comunicado de prensa que Dish piensa restablecer la marca de “Blockbuster como líder en el entretenimiento de video”, pero en el actual mundo donde existen Netflix y iTunes podría resultar muy difícil de lograr.

Dish podría utilizar este trato para extender sus servicios a través de las tiendas en los Estados Unidos, además de aprovechar las técnicas de marketing que ya se tienen en las mismas.

En México, Blockbuster sigue siendo una empresa con buena presencia ya que los servicios de Video On Demand no han alcanzado la popularidad necesaria para reemplazar los discos físicos.

Todo se resume a que en realidad la infraestructura de ancho de banda/equipo multimedia en los hogares es aún de baja capacidad para poder tener acceso a algo similar a Netflix y el tiempo que podamos seguir en esa condición no se podría definir fácilmente.