La Universidad Showa de Tokio ha mostrado un paciente dental robótico. La universidad se involucró con la compañía robótica Tmsuk para fabricar un robot realista el cual está dieñado para simular los gestos y respuestas típicos de los pacientes, permitiendo a los estudiantes de odontología experimentar el trabajo con un paciente real.

El nuevo robot Showa Hanako 2 es un remplazo mucho más amigable y funcional que el primer robot Showa Hanako 1, el cual se presentó en marzo en el 2010. La piel del robot -hecha de silicón- fue fabricada por “Love doll”, un fabricante oriental que se dedica a recubiertas de diversos materiales y que también hizo la piel de PVC del primer robot. Los detalles del diseño de la boca con esta nueva piel mejoran el sentido realista y previene que el agua se cuele en la maquinaria del robot.

Si no intentas hacer un robot con un rostro realista, no tendrás el mismo efecto en los usuarios, al menos en términos psicológicos. Cómo los doctores y estudiantes sienten la presencia de un paciente es realmente un factor muy importante”, explica el Profesor Koutaro Maki, de la Universidad Showa.

El robot Showa Hanako 2 está diseñado para moverse naturalmente como un paciente real. Puede pestañear, mover sus ojos, estornudar, mover su cabeza, toser, mover la lengua e incluso cansarse si tiene que mantener su boca abierta por mucho tiempo. es interesante que el robot puede simular incluso arcadas, lo cual es frecuente en los procedimientos dentales.

Los ingenieros japoneses usan también tecnología de reconocimiento de voz -desarrollado por Raytron- para facilitar las capacidades de conversación con el robot.

Showa Hanako 2 se venderá por una empresa de consumibles dentales, la Yoshida Dental Manufactoring, empezando el próximo año. Por el momento no se ha dicho cuánto va a costar semejante juguete, pero es claro que las universidades en donde se enseña odontología, es el nicho de mercado más natural a este interesante producto.

Fuente: GizMag

Anuncios